Fotomurales, todo lo que debemos saber antes de su instalación

Sin lugar a dudas es considerado lo último decoración, un elemento decorativo que aporta modernidad, sofisticación, clase y estilo en la estancia u hogar en el que se opta por colocar fotomurales. Hay que saber que la superficie ideal para colocar nuestro fotomural debería ser lisa y sin sufrir ningún tipo de irregularidad, pero cabe decirse que si la pared posee gotelé o cualquier otro tipo de textura se podrá colocar en nuestro lugar escogido sin problemas, tan solo escogiendo una base de PVC, madera o bien cartón pluma.

Los fotomurales pueden ser instalados en cualquier estancia de la casa, incluso en aquellas zonas que se ensucian más, como ocurre en la cocina o el cuarto de baño, pero es importante limpiarlos de forma cuidadosa y con productos adecuados. En estas estancias tan especiales, es aconsejable que nuestro fotomural no sea de papel de lienzo.

Cualquier persona podrá colocar un fotomural en su hogar sin precisar de ayudar, ya que además encontraremos un manual de instrucciones donde podremos conocer todos los pasos a seguir para su ubicación. La instalación es realmente sencilla. Si llega el día en el cual deseamos retirar el fotomural por el motivo que sea, debemos saber que no dejará ningún tipo de mancha o marca sobre la pared, siempre y cuando sigamos todas las instrucciones para quitarlo correctamente.

Muchos son los materiales con los que pueden ser fabricados los fotomurales, de modo que según la estancia en la que se vaya a situar, así como nuestras preferencias, podremos escoger entre distintas posibilidades. Aunque no sea lo habitual, muchos clientes desean iluminar su fotomural, algo que aunque resulta posible, se aconseja informarse sobre las opciones que tenemos a nuestro alcance.

El tamaño máximo de nuestro fotomural puede ser ilimitado, no hay tamaño máximo, cada pedido es personalizado y requiere de unas necesidades. Por norma general, los fotomurales son de un solo uso, es decir, que una vez se instalen no podrán volver a reutilizarse. No se aconseja poner fotomurales en lugares de contacto directo con agua, como en la ducha. Los fotomurales también se pueden adherir sobre superficies como azulejos. Por último decir que no se recomienda el uso de fotomurales en el exterior, jardines o terrazas, ya que las condiciones climáticas serán perjudiciales para el material del fotomural.

2013-04-16 13 14 31

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.