Ven a conocer la Casa Vicens, uno de los monumentos de Gaudí en Barcelona

Si has planificado un recorrido por la ciudad condal, debes incluir una parada obligatoria. Visitar Casa Vicens uno de los monumentos de Gaudí en Barcelona, significa conocer la expresión del modernismo catalán en su máxima expresión.

Construida entre los años 1.883 y 1.888, corresponde a la más temprana y exitosa obra de Antonio Gaudí. Originalmente encargada como una residencia de veraniego para la familia Vincens, fue construida principalmente con ladrillos rojos, piedras y azulejos. Comprende unas tres plantas con un sótano y un jardín que ocupan un total de 1.035 m2. Parte del mobiliario también fue diseñado por el artista.

El exterior de la residencia es adornada con mampostería inspirada en elementos de la naturaleza. El uso abundante de cerámica en la fachada, le da a la Casa Vicens su característico colorido. Se puede apreciar la influencia de elementos del próximo y lejano oriente. La profusión de azulejos y pinturas en su interior le dan un aire barroco. Otra particularidad importante es el uso de líneas rectas distintas al empleo de curvas en algunas de sus distinguidas obras.

En 1.925 fue sujeta de una remodelación por parte del arquitecto Joan Baptista Serra Martínez, que siguiendo la línea de su predecesor, diseño la fachada derecha y construyo con estilo modernista un templete en el Jardín.

La Casa Vinces fue vendida en 1.899 por la viuda del dueño a la familia Herrero. En el 2.005 fue elevada a Patrimonio de la Humanidad por Unesco. En 2.014 fue adquirida por una entidad financiera. Luego de varias rehabilitaciones, en noviembre del  2.017 abre sus puertas como un Museo.

Ubicada en la Calle de las Carolinas 18-24, de Barcelona  abre sus puertas de lunes a domingo en el horario de 10:00 hasta 20:00. Actualmente está en capacidad de recibir hasta 500 personas diarias, con un recorrido promedio de una hora, bien merece la pena visitarla.

También te podría gustar...

Deja un comentario