Moringa

¿Sabes cómo se toma la moringa y para qué sirve? ¿Cuáles son sus beneficios? ¿qué vitaminas tiene? ¿qué enfermedades cura la moringa? ¿O simplemente la conoces por su nombre sin más?

La moringa no es solo otra planta silvestre o una simple ramita que consigues en las tiendas naturistas, se trata de una planta a la que se le atribuye la curación de enfermedades crónicas y propiedades casi milagrosas.

La moringa se ha vuelto sumamente comercial con el paso de los años, y eso se debe tanto a los beneficios que aporta como a la facilidad de siembra y cosecha de su árbol, el que, en menos de diez años alcanza su altura máxima, y con solo 7 meses posteriores a su siembre comienza a dar frutos.

Además, todos sus componentes tienen diferentes usos y aplicaciones, por ejemplo, la semilla de moringa se utiliza para purificar fuentes de agua gracias a las proteínas que en su interior se encuentran, y se emplea en la fabricación del aceite de moringa y extracto de moringa.

Sus hojas se utilizan para la fabricación de moringa en capsulas que, a su vez, son utilizadas para conseguir un balance en el peso corporal.

Con sus hojas se fabrica el polvo de moringa, presente en productos estéticos y de las mismas se hacen infusiones y tés con diferentes fines y usos.

Sus beneficios son muchos, en todas sus presentaciones.

La semilla de moringa, se utiliza para controlar el colesterol, equilibrar la demanda de proteína diaria, fortalecer el sistema inmunológico por medio de la reparación de las membranas mucosas, mejorar la artritis gracias a sus propiedades antiinflamatorias y reduciendo los dolores articulares, y controlando la diabetes gracias a sus niveles de Zinc. Además, la moringa sirve para adelgazar y preservar la visión al tiempo que se evita su desgaste.

El té o infusiones fabricado en base a sus hojas verdes, secas o polvos, contribuye a minimizar el riesgo de desnutrición en menores, ya que aporta más calcio que la leche y más potasio que el plátano, complementando su alimentación y ayudando a su crecimiento.

También, gracias a sus niveles de vitaminas, antioxidantes y antinflamatorios, beneficia nuestra piel, pulmones y sistema digestivo.

Y, por último, es utilizado con frecuencia para combatir el insomnio gracias a sus propiedades sedantes que, además de relajar los músculos calma nuestro sistema nervioso disminuyendo el estrés y ansiedad que nos mantienen despiertos por la noche.

Eso viene siendo utilizada por culturas orientales desde hace miles de generaciones, pero no es hasta hace algunas décadas que el mundo occidental le abrió las puertas y comenzó a estudiar todas sus propiedades, cualidades y nutrientes.

Incluso, ha sido recomendada por famosos con enfermedades aparentemente terminales que alegan que su consumo fue el que cambió su pronóstico y les devolvió la salud.

Sea o no cierto, solo existe un modo de averiguarlo. Te invito a que pruebes alguna de sus presentaciones y nos comentes tu experiencia, qué fue lo que te motivó a probarla y qué resultados obtuviste con ella y juntos descubramos cuales son los beneficios de la moringa.

También te podría gustar...