Formación seguridad alimentaria, para los que buscan la calidad

La formación seguridad alimentaria es un requisito fundamental para quienes forman parte de este sector. La preparación profesional en este campo es un proceso continuo y que amerita gran empeño, que van destinados a ofrecer mayores garantías a los consumidores que confían en una marca.

Los cursos más importantes que se realizan en esta materia son los siguientes:

  • Manipulación de alimentos
  • Riesgos laborales (PRL)
  • Dietética y Nutrición
  • Gestión de Alérgenos y aplicación práctica

Por lo general, existen muchísimos centros de formación que transmiten este tipo de  información. Sin embargo, solo los mejores están capacitados para dictar estos cursos de manera presencial o semi presencial en las instalaciones de la empresa interesada. Este detalle marca una diferencia trascendental con el resto de las ofertas.

Por otro lado, la adaptación de los temarios de formación de seguridad alimentaria tiene que ser dirigida específicamente a la actividad que desempeña la industria. En este sentido, pueden ser protagonistas de su propio crecimiento las cocinas escolares, los restaurantes, vending, proceso de envasado, tratamiento de agua, panaderías, entre otras.

Dentro del marco legal

Más allá del deseo de crecer en este tema, la formación es un procedimiento que está establecido en el Reglamento (CE) no 852/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, que hace referencia a la higiene de los productos alimenticios.

De acuerdo con este documento, la aplicación del Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (APPCC) –que busca elevar los niveles de seguridad alimentaria- solo puede ser exitoso con la cooperación y compromiso pleno de los trabajadores. Por lo tanto, hace falta que reciban orientación de los verdaderos expertos, para que tengan herramientas durante su desempeño.

En el Capítulo XII de esta norma, se especifica con claridad cuál es la responsabilidad de los operadores de una empresa que, además de supervisar el trabajo, tienen que garantizar la instrucción de los manipuladores de productos alimenticios sobre la higiene;  y cumplir la legislación nacional relativa a estos programas informativos.

Directo al paladar

Por lo general, cuando los clientes compran alimentos desconocen los esfuerzos que se hacen para lograr que cada bocado esté lleno de salud. Por ende, como actores principales del mercado hay que reconocer el papel que se juega frente a esas personas que creen ciegamente en los productores.

La preocupación de ser mejores supera una ambición y trasciende sobre el bienestar de comunidades enteras. Así que no pierda ni un segundo y vaya de la mano con los especialistas de la seguridad alimentaria.

formación seguridad alimentaria

 

También te podría gustar...