Conoce el modernismo de mano de las obras de Antonio Gaudí- Casa Vicens

El arte representa la sublimidad de la condición humana. En sus distintas expresiones, señala las distintas visiones que tienen los individuos del mundo que le rodea. Como elemento enriquecedor de la sociedad, cumple diversos objetivos estéticos y funcionales.

El crisol de exhibiciones artísticas es muy variado. Se desarrollan corrientes y se adaptan estilos,  los cuales evolucionan de mano con el progreso de la humanidad. El surgimiento de distintas tendencias representa la genuina capacidad de creatividad del hombre.

Bajo este marco, surgen movimientos que trasforman la visión del mundo. Tal es el caso del modernismo. Esta corriente artística nace a finales del siglo XIX. Rivaliza de inmediato con los estilos tradicionales academicista e impresionista. Abarca de manera inmediata todos los campos del arte: pintura, escultura, orfebrería, sin embargo deja una huella indeleble en la arquitectura.

La arquitectura considerada como una de las “bellas artes” por el gran uso de la estética  y el espacio en armonía, es invadida por el modernismo. El uso de formas tomadas de la naturaleza con elementos exóticos de formas asimétricas y lejos del estereotipo clásico, define su estilo.

Y si de modernismo arquitectónico nos referimos, su máximo exponente en España y en el resto del mundo es Antonio Gaudí.  Sus grandes obras, icónicas de la ciudad Barcelona, son el fiel reflejo de la esencia de esta corriente.

obras de Antoni Gaudí – Casa Vicens, ubicada en la capital catalana, representa su primera y más influyente creación. Concebida originalmente como hogar de  veraneo familiar, esta residencia pronto llego a convertirse en el símbolo del modernismo.

Con una estructura que mezcla el estilo exótico oriental con las formas naturales y de gran colorido, el cual le imprime el sello único de Gaudí, esta residencia convertida en Casa-Museo es actualmente una parada obligada en el recorrido turístico barcelonés. No te quedes sin conocerla.

También te podría gustar...

Deja un comentario