Brackets estéticos: ¿Cuál elegir?

Una gran preocupación de la ortodoncia durante muchos años, fue el ofrecer brackets estéticos porque aunque el paciente está consciente de la necesidad de su uso, no podemos dejar de lado el impacto que tienen en la autoestima de la persona.

La sonrisa es una de las cualidades que caracteriza la belleza de la persona, también es reflejo de su seguridad, y quienes usan los típicos de metal, muchas veces deben enfrentarse al reto de evitar que mostrarlos les afecte negativamente. Por esta razón, es que la tecnología ha procurado avanzar para ofrecer resultados invisibles pero igualmente efectivos a los tradicionales en cuanto a resultados se refiere.

Y los expertos han hecho tan buen trabajo, que hoy en día no solo disponemos de una alternativa, sino de 3. En este sentido, podemos elegir entre brackets de plástico, cerámica o zafiro para lograr el anhelado resultado de invisibilidad.

En cuanto a resultados, todas estas opciones alcanzan el objetivo deseado, pero al ser materiales diferentes, ciertamente hay detalles diversos que tener en cuenta a la hora de tomar una decisión.

Tratándose de brackets estéticos, y sabiendo que todas las alternativas garantizan efectividad, el punto a centrarse no puede ser otro que la apariencia de estos, sin embargo, es bien sabido que la belleza tiene un coste, y este elemento también ha de ser valorado.

Equilibrio entre coste y estética

En principio, todos aportan la apariencia de transparencia que es la razón que les caracteriza como más estéticos frente a los de metal. No obstante, en el caso del plástico, se trata de un material poroso, de menor resistencia y que eventualmente tiende a tornarse de un color amarillo por el consumo de determinados alimentos.

Ahora bien, los de zafiro, son la opción perfecta, ya que al ser completamente transparentes no pueden ser detectados a simple vista; además, no son opacos ni se tiñen por el paso del tiempo o el efecto de determinados alimentos.

Ya que poseen un alto grado de pulido, constituyen la alternativa más cómoda para el paciente. Se trata de un producto de alta gama y por tal motivo, no es válido criticar negativamente al ortodoncista por el excesivo coste.

Por su parte, los brackets de cerámica, ofrecen una mayor resistencia que los de plástico; sin embargo, también se caracterizan por ser opacos. Constituyen un punto medio entre las otras alternativas, algo similar a los VPS España, que combinan las ventajas de los servidores compartidos y dedicados. En este sentido, los de cerámica ofrecen una mayor resistencia y transparencia, sin comprometer nuestro bolsillo.

Sobre esta decisión puede ayudarte mucho tu ortodoncista, porque nadie conoce mejor tus necesidades bucales que él, así que no dejes su opinión por fuera.

Brackets estéticos

También te podría gustar...