Ayuda domiciliaria, una forma de tener compañía segura

Llega un momento de la vida donde la ayuda domiciliaria se hace necesaria y obligatoria por envejecimiento físico y disminución de las capacidades para la ejecución de las labores diarias tanto del hogar como personales.

La ayuda domiciliaria puede tener varias funciones de acuerdo al paciente e ir de las acciones más simples a las más complejas según sea el caso, sin embargo, en ambos casos lo importante es mantener el entusiasmo del paciente y ayudarlo a estimular su independencia y autonomía.

La ayuda domiciliaria responde a tareas que la persona por incapacidad física o mental no pueda realizar, estas van a variar de acuerdo a las necesidades personales y pueden ser:

Labores de atención doméstica:

  • Limpieza general del hogar
  • Lavado y planchado de la ropa
  • Preparación de la comida con las indicaciones que se adapten a los requerimientos del paciente
  • Compra de alimentos
  • art2-Batch#5651-kw2- ayuda domiciliaria

Labores de atención personal:

  • Ayudar en la higiene personal diariamente
  • Supervisión para llevar a cabo el control de la toma de medicinas indicadas
  • Fomentar a la autonomía del paciente potenciando sus capacidades y así retrasar la dependencia.
  • Servicio de acompañamiento y convivencia
  • Control de salud
  • Realización de actividades especiales en los ratos libres que permita despejar la mente y sentirse con bienestar, como salir de paseo.

En tal sentido, la ayuda domiciliaria tiene la gran ventaja de no trasladar al paciente a un centro de salud, este factor es de suma importancia ya que se sienten en casa, con su estilo de vida acostumbrado y el impacto a nivel emocional es positivo. Incluso los costes son más económicos, ya que no se incurre en gastos de hospedaje, servicios de enfermeros y médicos constantes.

Es importante que previo al ingreso del personal de asistencia domiciliaria al hogar, los familiares tengan una reunión donde se pueda conversar que es lo más importante para cada uno y cuál es el plan a seguir para el paciente que se cuidará, así como las características que este presenta para así de esta forma lograr prestar un mejor servicio.

Con la ayuda domiciliaria se  pueden realizar visitas periódicas o mantenerse en horario diurno y nocturno, según sea el caso.

También te podría gustar...